¿DÓNDE QUEDÓ EL SEÑORÍO?



Érase una vez la historia de un club centenario, orgullo de sus aficionados y terror para los rivales. Con la base de veteranos y noveles (como clama su himno), ese club de amigos, locos por el fútbol, llegó a convertirse primero en un referente nacional y luego en una marca multimillonaria conocida hasta en el último rincón del mundo, lo más cercano que le queda a España al añejo Imperio. En efecto hablamos del Real Madrid, el mayor referente a nivel mundial de España junto al FC Barcelona.
Durante ese proceso hubo muchos dimes y diretes, vacas gordas y flacas, auténticos mitos del deporte del balón enfundándose la casaca blanca y hasta supuestas las malas ayudas gubernamentales, pero la institución siempre mantuvo su aire señorial. No sólo de éxitos viven los equipos y fue ese buen hacer, ese carácter modesto dentro de la grandeza el que sembró la semilla de ese Real Madrid respetado y admirado allá por donde iba, y con una masa de aficionados más que variopinta y cosmopolita.

UNA ESENCIA PERDIDA
No se puede decir que los últimos años hayan sido una muestra de ese espíritu que hizo realmente grande al club merengue. Por ello tras la vergonzosa época de Calderón todos confiaban en una nueva etapa, de ilusión, de grandes nombres y promesas de títulos. De manera sabia, se “exterminaron” conceptos que perjudicaron a la imagen del Madrid en épocas pasadas como galácticos y seres superiores (gracias a Florentino Pérez supimos que los seres superiores cuentan con excelentes virtudes escapistas, al estilo Houdini). No hacía falta retórica chulesca porque los nuevos fichajes sobre el campo deben hablar por si solos.
Fue tan bien la planificación de los fichajes que pronto dejó de ser un problema. Tras resolver el “caso Alonso”, las cabezas de Valdano, Florentino Pérez y Pardeza empezaron a padecer de una jaqueca galopante por un problema de órdago: la Operación Salida.
Los primeros pasos fueron tan sorprendentemente buenos que muchos empezaban a creer ya en el carácter mesiánico de Florentino Pérez. Pero cuando el Benfica se gastó su dinero (compraron a precio de oro a unos inéditos Saviola y Javi García) y el Real Madrid mostró su necesidad imperiosa de desprenderse del “lastre” del nuevo proyecto, las altas esferas del club merengue vieron las orejas al lobo, se mostraron impotentes... y los nervios aparecieron. El foco señalaba directamente a los holandeses.

SNEIJDER Y LAS CARTAS SOBRE LA MESA
Así llegamos al motivo de este artículo. ¿Qué se puede decir de Wesley Sneijder? A pesar de cierta fama de Drácula (las malas lenguas dicen que se le ve más disfrutando de los encantos nocturnos de la capital madrileña que de sus soleados días), sus cualidades son indudables y desde el primer día Pellegrini contó con él. Por ello me gustaría limitarlo al caso del talentoso mediocentro criado en el Ajax.
Sneijder entraba regularmente en el equipo durante la pretemporada pero era un secreto a voces que una oferta respetable valdría para que la dirección deportiva se desprendiera del que no hace mucho era considerado el futuro del centro del campo merengue. Dicho y hecho. Llegó la oferta, en este caso del Inter, y las altas esferas se frotaban las manos. 'Un problema menos' pensaban, mientras que muchos aficionados se echaban las manos a la cabeza al ver como se reforzaba un rival para la tan deseada Champions del Bernabéu.
Pero no contaban con la actitud de Sneijder. Dispuesto a ganarse el puesto en el Real Madrid, dejó su toque de calidad y su reivindicación ante la Real Sociedad. Falta magistral marca de la casa y sin celebración. ¿Qué pasó? La máquina del club comenzó a funcionar: presiones o amenazas de quedarse sin ficha fueron las elegidas. Si Laporta enseñó a Eto´o la puerta a la vez que le ofrecía la renovación (acto vergonzoso, todo sea dicho), el Real Madrid hizo lo propio con Sneijder pero añadiéndole el plus del empujón y la patada en el culo.
Como esa ayuda no servía y el acuerdo firmado entre Inter y Real Madrid (término confirmado por el representante de Sneijder, Soren Lerby) se tenía que cerrar lo antes posible (no es por ser mal pensado pero quizás hace falta equilibrar las lamentables cuentas de Florentino Pérez de esta campaña, algo inaceptable en un empresario), el Real Madrid dio una nueva vuelta de tuerca: hacer viajar al jugador a Alemania para nada porque fue apartado del equipo antes del encuentro Borussia. Y yo me pregunto ¿acaso eso no es mobbing laboral?
El último acto es la pérdida del dorsal y de su taquilla en el vestuario, y las malas lenguas afirman incluso que podría ser apartado del equipo y entrenarse en solitario si no acepta la oferta. Un ultimátum muy serio… y “honorable”. ¿El premio a los servicios prestados? Así es como se pisotea la bandera de la caballerosidad, del respeto a los profesionales que han puesto de su parte para el bien del club y que ya forman parte de su historia.
El traspaso es cosa de días (quizás de horas) puesto que Sneijder no puede arriesgarse a estar parado en año de Mundial, pero el mal estará hecho y la imagen deteriorada. Ahora sólo les queda rezar a los aficionados madridistas para que el mal sea el menor posible y lo que hoy es una gran operación no torne en un negocio ruinoso en meses. Una segunda parte del caso Eto´o sería demasiado duro..., ¿no señor Floren?

8 comentarios:

Fernando J. dijo...

Algo de esto escribi en mi blog, y con la lectura del tuyo me complemento con varias informaciones.

Pero entrando al grano del asunto. Valdano esta haciendo lo que Mendoza no le perimitio y es o fue despedir a Zamorano y Amavisca. Si el ilustrado sigue con ese ojo para echar jugadores en la pretemporada, ten por seguro que Sneijder puede ser un hombre importante en el equipo.

Respecto a lo de que es año de Mundial. Yo creo que el jugador sabe que es titular indiscutible con Holanda, se supone que le apoya Pellegrini (o como otros dicen Pelelegrini) y el apoyo de la aficion, esas son bazas para forzar la jugada.

Lo que tendria que explicar Pellegrini, como es que tenendo a Gago, apenas lo ha utilizado en pretemporada. ¿Por que no se plantea Valdano echar a su paisano?, teniendo en cuenta que es un futbolista que ni pincha ni corta.

http://altercerpalo.blogspot.com

Saludos.

Dante dijo...

Yo creo que como dice Fernando J, Pelegrini si Sneijder se planta, acabará contando con él. Es año de mundial, muy cierto, pero el Madrid si le deja sin dorsal se arriesga a una demanda y que el jugador se pueda ir a coste 0, siendo además un jugador que sabemos útil a la plantilla. Amenazar con dejar sin ficha te sirve con Torres o Michel Salgado, jugadores que empiezan o terminan su carrera, no creo que el Madrid acabase llegando a ese extremo con Sneijder, Robben, y tengo mis serias dudas con Van der Vaart.

Gago dicen se ha replanteado lo de su salida y el Atleti podria volver a llamar a su puerta.

Glor dijo...

Me parece muy oportuno el post, y estoy totalmente de acuerdo. En todo equipo hay jugadores transferibles, pero las formas son lo que al final queda. Lo último es lo que he leído por ahí: que incluso le han quitado la taquilla del vestuario. Chabacano y lamentable, me imagino al "Poeta" Valdano chocándole el hombro a Sneijder en plan matón de instituto cuando se cruzan por los pasillos, jeje.

No sé dónde he leido hoy (lo podría mirar pero soy vago) que me ha recordado que la misma situación se dio con Morientes y tiempo les faltó a Hierro y Raúl para sacar la cara por su compañero. ¿Ahora deberían hacer piña y subir al despacho del presi a dar su opinión? Quizá.

Pues eso, que Sneijder es un jugador que me gusta y sentiría que se fuera, pero al fin y al cabo es un puesto más o menos cubierto. Es la actitud de la cúpula del Madrid lo que me da vergüenza ajena (o propia).

Fer dijo...

@Fernando J.:
Valdano tiene un ojo clinico para los descartes, Amavisca, Zamorano, Morientes (nos elimino de la Copa de Europa haciendo un temporadón), no se si Eto'o es culpa suya tb... Vamos, lo que se dice un aguililla! Que dios le conserve el olfato!
Gago es el que deberia olerse que es año de mundial y va a jugar muy poquito. Yo creo que nadie entiende lo de quedarse con Gago y vender a Sneijder.

@Glor:
Si, a Sneijder le quitaron la taquilla del Bernabeu... ojala la tengan que volver a poner! Pues si, Raúl como capitán deberia pillar a Valdano por banda y darle una somanta palos.

Glor dijo...

@Fer:
Quiero aclarar, aunque lo has entendido, que he dicho Raúl como portavoz del vestuario, no era por echar leña al fuego, que el tema raulístico está candente aquí (más bien un tema "aportado" desde otros blogs, por lo que veo) :P

Fer dijo...

@Glor:

No hace falta que aclares nada, creo que es lo que debería hacer Raúl, subir, hablar con Valdano y recordarle que la imagen del Real Madrid es la que sale dañada con toda esta historia de la Operación Salida.

Anónimo dijo...

¿Ah que Florentino le ha quitado la taquilla a Sneijder? ¿y el dorsal? pues si que se implica el tito en la planificación deportiva. ¿no hace de utillero tambien?

cuanta sandez con tal de criticar a F.Pérez, de Pardeza no decimos nada, algo pintara.

Adri dijo...

En el artículo hablo de altas esferas por lo general, pero también te digo que me cuesta pensar que en decisiones importantes del club no esté metido Florentino, y la marcha de Sneijder lo es. Si no fuera así, lo que me parece curioso es que como presidente (y superior a Pardeza y Valdano) no haga nada si estos están desprestigiando la imagen del Madrid. No sé, a lo mejor es que mi trabajo también es una sandez, pero ahí seguro que recibiría un toque de atención y se me "sugeriría" que abandonara esa actitud. A buen entendedor...

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

El rincón del lector

El rincón del lector
¿Tienes alguna pregunta?, ¿te interesa leer sobre algún tema que no encuentras?, Ponnos a prueba, envia tu consulta a: conrombo@gmail.com

Etiquetas

Se ha producido un error en este gadget.

Contacta con nosotros